n64

Bienvenidos al mundo 3D de Nintendo.

Eran mediados de los 90s y la Super Nintendo perdía cada vez más brillo.

Luego de varios años de éxito, la sucesora de una de las consolas más populares de la historia comenzó a verse opacada por los esfuerzos de Sony y SEGA. El primer Playstation (1993) y el Sega Saturn (1995) cobraron fama casi de inmediato por ofrecer títulos más maduros, por usar CDs como soporte en lugar de cartuchos, y por llevar los gráficos 3D a los sistemas caseros.

Nintendo sabía muy bien que el futuro estaba en las 3 dimensiones, pero la capacidad de la SNES apenas podía simular esa experiencia (Doom, Star Fox).

La solución era obvia. Se dieron cuenta que debían renovarse. Entregar algo completamente distinto y demostrar que seguían siendo los mejores.

Para lograrlo, se embarcaron en una aventura llamada “Project Reality”, cuyo objetivo era claro: producir una consola de 64-bit capaz de llevar a los gamers a lugares nunca antes explorados.


Nintendo_DSi_main_and_sub_pcb

A diferencia de hoy, en esa época a Nintendo sí le interesaba contar con la consola más potente.

En busca del chip ideal.

Con poca experiencia produciendo hardware capaz de generar gráficos 3D, la compañía japonesa tuvo que acudir a terceros para conseguir un procesador potente y barato que cumpliera las expecativas.

El primer gran reto fue convencer a Silicon Graphics y MIPS Technologies, dos compañías de chips gráficos que eran las indicadas para producirlos. Tuvieron que pasar semanas de intensas negociaciones, y en paralelo, ganarle por puesta de mano a SEGA el uso exclusivo de la tecnología que buscaban.

Luego de meses de estudios y pruebas, Silicon Graphics y MIPS crearon para Nintendo el chip R4300i. El cerebro que le daría vida a una consola que todavía no tenía nombre.


nintendo_64_vector_by_minion05-d4ctrmb

La primera consola de la compañía japonesa en traer 4 puertos para controles. Pero eso sí, los cartuchos continuaron.

Del Ultra 64 al Nintendo 64

Con “Project Reality” bastante avanzado, la marca japonesa decidió mostrar los primeros avances de la nueva consola. El objetivo era llamar la atención de un público que poco a poco cedía ante lo que ofrecía Sony y SEGA. Nintendo necesitaba un nombre, y no se les ocurrió otro que uno bastante predecible: Ultra 64.

El sistema comenzó a promocionarse como “la primera consola de 64-bit”. Desarrolladores como Rare y Midway, se unieron para mostrar la potencia que el sistema podía alcanzar. Los ejemplos fueron Killer Instinct Gold y Cruis’n USA, dos juegos que ya eran un éxito en los Arcade.

La nueva consola de Nintendo no pasó desapercibida, y millones comenzaron a contar los días esperando por su anuncio oficial. A finales de noviembre del 95, la marca japonesa confirmó su existencia y la presentó en sociedad bajo un nuevo nombre: Nintendo 64. Fue sugerido por Shigesato Itoi, el mismo que bautizó al Game Boy.


Peach's_Castle_-_Overview_-_Super_Mario_64

Así Nintendo dejaba con la boca abierta a los chicos de los 90s.

La revolución será en 3D.

Como todas las buenas cosas de la vida, los fanáticos de la marca japonesa tuvieron que esperar un poco más de lo debido para adquirirla. Con retrasos de por medio, Nintendo por fin puso en venta su nueva consola el 23 de Junio del 96 en Japón. Un par de meses después estuvo disponible en EEUU.

Solo dos títulos acompañaron el lanzamiento: Pilotwings 64 y el alucinante Super Mario 64. El primero fue muy entretenido, pero el segundo se convirtió en un clásico instantáneo. Hasta hoy se le considera una de las obras más importantes de la industria. Su jugabilidad y gráficos 3D abrieron un nuevo mundo de posibilidades, y fue la causa de que Nintendo vendiera medio millón de consolas en sus primeros 4 meses en el mercado.

¿Cuánto costaba un N64? $200 USD. Con ese precio Nintendo pudo competir directamente con el primer Playstation y la Sega Saturn.


Cuando los juegos venían en cajas de cartón.

Cuando los juegos venían en cajas de cartón.

Only For Nintendo 64.

No pasó mucho para que llegaran títulos increíbles, muchos de ellos exclusivos para el sistema.

Goldeneye 64, Turok: Dinosaur Hunter, Star Wars: Shadow Of The Empire, Mario Kart 64, Super Smash Brothers, y el que se considera uno de los mejores juegos de la historia: The Legend Of Zelda: Ocarina Of Time. Nadie podría decir lo contrario. Si algo le sobró al N64 fue el buen software.

Como de costumbre, la compañía incluyó una serie de periféricos que en esa época parecían llegar del futuro. Controller Paks para guardar las partidas, Rumble Paks para hacer que los mandos vibren, y Expansion Paks que elevaban el RAM de la consola de 4MB a unos aceleradísimos 8MB.

El mando, que a muchos nos quebró el cerebro gracias las configuraciones de control de algunos juegos, fueron de los primeros en aprovechar realmente los sticks análogos. Además, añadieron el botón “Z” que funcionaba perfecto como gatillo para los juegos de disparos.

El éxito le sonrió a Nintendo durante los primeros años de su nueva consola. Pero aunque pudo vencer a uno de sus rivales más fuertes, no pudo contra otra marca a la que le fue mucho mejor.


nes_nintendo_64_super_wii_u_1920x1080_62053

La 3era de 7 consolas. La N64 fue un punto de inflexión en la historia de los sistemas caseros de la marca.

El legado.

Nadie puede negar que la Nintendo 64 fue una de las mejores consolas que jamás existieron.

No solo consolidó los juegos 3D, sino que nos entregó títulos legendarios, e inició franquicias que hasta ahora siguen vigentes. Pero si con algo no contaba era el éxito inesperado que alcanzaría Sony con su Playstation. 

Es cierto, la N64 llegó en un momento de cambio, pero no solo de dimensiones sino de contenidos.

Nintendo quiso ofrecer también juegos de adultos. Pero el formato de cartucho no le permitió mantener la misma calidad.

Nintendo quiso ofrecer juegos más complejos, pero el formato de cartucho no le permitió igualar al CD.

Los gamers que habían crecido con Nintendo ahora esperaban juegos maduros y de carácter adulto. Resident Evil, Silent Hill, Final Fantasy VII, Winning Eleven, Metal Gear Solid, Tomb Raider, Twisted Metal, Tekken, entre otros. Megas títulos que convencieron a millones de pasarse al bando contrario. La rebeldía ahora le pertenecía a Sony. Lo infantil, a los creadores de Mario Bros, Kirby y Donkey Kong.

Además, por más poderosa que hubiera sido la consola de Nintendo, el formato de cartuchos no podía ofrecer lo mismo que los CDs del Playstation. Que no solo permitían añadir pistas de audio o música a los juegos, sino también videos de mayor calidad para complementar sus historias.

Cuando fue descontinuada en 2009, la N64 contaba más de 30 millones de unidades vendidas alrededor del mundo. Nada mal, pero en contraste, la primera versión del Playstation superó las 100 millones apenas en 2004.

Nintendo, que siempre buscó ofrecer lo mejor, no pudo repetir el éxito con su siguiente sistema: el GameCube. Pero sí pudo volver a la cima años después con el Wii. Actualmente, el Wii U, si bien vende más que el Xbox One, no ha cumplido aun con las expectativas.


Los mejores y peores juegos.

Durante sus años de vida, ya lo dijimos antes, la N64 nos entregó joyas que hasta ahora recordamos, y muchos seguimos jugando en versiones emuladas. Ahora, eso no quiere decir que tampoco existieran desastres.

Estas dos listas recopilan, según Sync.Pe, los mejores y peores títulos de la consola de 64-bit.

Mejores 10.

  1. The Legend Of Zelda: Ocarina Of Time y Majora’s Mask.
  2. Mario 64.
  3. Goldeneye 64.
  4. Mario Kart 64.
  5. International Superstar Soccer.
  6. Star Wars: Shadow Of The Empire.
  7. Pokemon Stadium.
  8. Perfect Dark.
  9. WWF No Mercy.
  10. Paper Mario.

Peores 10:

  1. Superman 64.
  2. Carmaggedon 64.
  3. Power Rangers Lightspeed Rescue.
  4. Daikatana.
  5. Army Men: Sarge Heroes.
  6. Clay Fighter
  7. Batman Beyond: The Return Of The Joker.
  8. Dual Heroes.
  9. South Park Rally
  10. World League Soccer.

Ahora les toca a ustedes ¿Cuál fue su mejor recuerdo de la Nintendo 64?

Pueden contarnos en los comentarios.


 

Bonus Track: ¡Felices 18 años, N64!